Mié. Ago 17th, 2022

El historiador británico John Elliott, uno de los hispanos más famosos del mundo, que se destacó por sus estudios sobre el Imperio español, falleció este jueves a los 91 años, según confirmaron a Efe fuentes cercanas a la familia.

Elliott recibió el Premio Príncipe de Asturias en 1996 y, entre otros honores, ha recibido un doctorado honoris causa de universidades como Alcalá de Henares, Complutense y Carlos II.

El hispanista fue autor de la que se considera la biografía definitiva del Conde-Duque de Olivares y de otros libros clave del hispanismo como «La España Imperial» o «Lengua e Imperio en la España de Felipe IV».

Elliott murió en un hospital de Oxford tras ser hospitalizado recientemente, en la misma ciudad de cuya prestigiosa universidad era profesor emérito.

El estudioso fue uno de los últimos eslabones de la legendaria saga de los hispanos de habla inglesa en la que también forman parte nombres como Paul Preston, Hugh Thomas, Ian Gibson y Raymond Carr.

Como ha recordado en repetidas ocasiones a lo largo de su vida, su trayectoria ha estado ligada a la historiografía española durante más de siete décadas, cuando siendo estudiante universitario vio por primera vez un cuadro del Conde-Duque de Olivares en el Museo del Prado. firmada por Velázquez.

En esa gira de seis semanas por la península, Elliott quedó «impresionado» por España, y en especial por el Museo del Prado, lo que le llevó a volver la mirada hacia ese país a pesar de haber estudiado previamente francés y alemán.

Aunque investigó principalmente la Edad Moderna española y las raíces de los conflictos actuales, siempre ha sido un intelectual muy cercano a su tiempo, preocupado por las crisis que han golpeado a España, el Reino Unido y la Unión Europea en su conjunto.

En una entrevista con EFE en 2018, Elliott expresó su preocupación por la «polarización» de la sociedad catalana tras el «procés» independentista y recordó que una parte importante de la población catalana defendía un «doble patriotismo».

En sus últimas apariciones públicas también ha advertido contra los populismos, tanto de derecha como de izquierda, por ser «ideologías más cercanas a la fantasía que a la realidad».

Y a pesar de ser considerado uno de los más grandes maestros de los hispanos británicos, siempre aseguró que no se consideró el “creador” de una escuela, pues prefirió enfocarse en cada historiador como individuo y no como grupo.

Doctor en Historia por la Universidad de Cambridge, ha obtenido innumerables premios por su obra, como el Nebrija de 1993, y ha dejado títulos clave como «La revuelta de los catalanes», «Europa en tiempos de Felipe II, 1559 -1598” o la citada biografía del Conde Duque de Olivares.