Dom. Jun 26th, 2022

los agentes de la La Guardia Civil logra detener a un prófugo de la Justicia, uno de los más buscados de España, un preso que se fugó en moto el 9 de marzo de 2014 cuando era trasladado a un hospital de Alcalá de Henaresinformó el organismo en un comunicado de prensa.

este individuo, Luis MC, cumplía condena por su participación en numerosos delitos contra la propiedad, perpetrados por el método de alunizaje, y por su agresión desmedida a las Fuerzas Armadas. y el Cuerpo de Seguridad del Estado.

La búsqueda se reanudó hace varias semanas cuando durante una investigación observaron movimientos que les parecieron extraños en una finca ubicada en el límite de la población de Batres y Sevilla la Nueva.

Investigaciones posteriores han alertado a los agentes, ante el supuesto de que en su interior pudiera desarrollarse alguna actividad ilícita. Tras la vigilancia instalada, se constató la presencia del ahora detenido, sobre quien se encuentran vigentes siete indicios judiciales. Entre otras cosas por su condena rota y por tener pendiente pendiente.

ayer por la tarde, tras haber certificado su presencia dentro de la finca Serranillos del Valle. La Guardia Civil ha puesto en marcha un dispositivo con la participación de la USECIC de la Comandancia de Madrid y el Servicio Aéreo, obtener la detención de este individuo y dado su grado de peligrosidad, garantizar la operación, evitando el ataque a los agentes y su intento de fuga.

El detenido es Luis Martínez Calleja, de 29 años, había sido incluido en una lista elaborada por la Policía Nacional y difundida como uno de los prófugos más buscados. En breve se pondrá a disposición de la autoridad judicial competente.

Dos agentes de la Guardia Civil en una bomba.

Delincuencia desde la adolescencia

En el expediente policial difundido por la policía el mes pasado, Luis es descrito como una persona de baja estatura, pues mide 1.68, es de complexión delgada y cabello oscuro. Tiene tatuajes en sus muñecas izquierda y derecha. Su cicatriz en el labio superior es impresionante.

Además, es extremadamente agresivo en presencia de la policía, atacando a los agentes en numerosas ocasiones. Uno de ellos fue en octubre de 2014, tras la famosa fuga en la que se dirigía al hospital. Luego la policía municipal lo detuvo cerca de su casa, ubicada en la calle Pozo Halcón, en Pozo del Tío Raimundo. Se resistió a patadas y puñetazos a los agentes, que tuvieron que pedir refuerzos.

En esa casa descubrieron cientos de partes de vehículos y una motocicleta estacionada sin placa. Y es que Martínez vendía por Internet piezas de vehículos que robaba desde que era adolescente. En la comisaría siguió resistiendo a los oficiales con amenazas como “Sé a dónde se mudan, sus familias deben tener cuidado. ¡Perros, desgraciados!”.según las crónicas de la época.

Fue condenado muchas veces por estos robos. Una de las últimas en 2017, cuando la Sección 30 de la Audiencia Provincial de Madrid le condenó junto a un amigo, Daniel LC, por asaltar garajes de comunidades de vecinos para sustraer piezas y objetos de valor de coches de alta gama.

Los robos se cometieron en aparcamientos de Madrid, Tres Cantos, Colmenar Viejo, San Sebastián de los Reyes, Griñón, Villaviciosa de Odón y Paracuellos.. Una vez dentro, los acusados ​​rompieron las ventanas del vehículo para sacar cualquier objeto de valor del interior. En otras ocasiones se fabricaban con partes de los propios vehículos, como las ruedas, el volante, los neumáticos o el sistema de navegación. Los imputados trasladaron todo lo sustraído a un garaje de Getafe.