Mar. May 21st, 2024

En la frontera que une Alcalá de Henares con Torrejón de Ardoz, Se extiende una tierra rica en historia y naturaleza: el Soto de Espinillos. Este espacio, que en su día fue un próspero complejo agrícola y vitivinícola, hoy es testigo de un profundo contraste entre su floreciente pasado y su olvidado presente.

A finales del siglo XIX, Soto de Espinillos comienza a trazar su relevante trayectoria histórica. Después de cambiar de manos en 1878, La finca se transformó bajo la dirección de Enrique Allendesalazar y Gacitúa, un influyente teniente coronel de caballería.. Bajo su dirección, el terreno se convirtió en finca experimental de la «Sociedad Española contra la Ganadería Híbrida» y vio nacer uno de los últimos vinos alcalaíno, el «Tinto del Soto de Espinillos».

Sin embargo, la situación actual de estas tierras refleja abandono y degradación. Los campos que alguna vez fueron escenario de innovación agrícola y bullicio rural ahora yacen olvidados, con vestigios de edificios en ruinas que enfrentan el implacable avance del tiempo y el abandono. YEl vandalismo y la falta de mantenimiento han convertido lo que alguna vez fue un lugar bullicioso en la sombra de su antigua gloria.

Soto de Espinillos tuvo su esplendor en el siglo XIX, siendo la tierra que vio nacer los vinos de Alcalaíno ‘Tinto del Soto de Espinillos’

Actualmente propiedad de Arpegio, de la Comunidad de Madrid, Soto de Espinillos afronta un futuro incierto. Las autoridades locales, aunque conscientes de su legado histórico, no han mostrado un compromiso activo para preservar o revitalizar este patrimonio. En este contexto, Soto de Espinillos no sólo aborda la pérdida de su identidad histórica, sino que también plantea una pregunta crítica sobre cómo valoramos y cuidamos nuestro patrimonio natural y cultural.

Soto El Espinillo, abandonado y aislado pero con esperanza

No es fácil acceder a Soto El Espinillo, no hay acceso desde la carretera a pesar de las señalesy es necesario buscar una ruta alternativa por el Hospital de Torrejón.

Cuando finalmente lo consigues, se abre frente a ti un campo verde, amplio y con algunas señales rotas o desgastadas por el tiempo. Un lugar donde respirar pero donde también sentir el abandono de los años.

La zona de Soto El Espinillo se convertirá en un nueva zona verde. Así consta en el convenio de colaboración entre los Ayuntamientos de Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares.

El Espinillo, espacio natural asociado a los ríos Torote y Henares, está protegido por la red Natura 2000 al pertenecer a un corredor ecológico. 170 hectáreas verdes en el que, según el nuevo acuerdo, se aplicarán los mismos criterios que en áreas similares «promover la calidad vegetativa y la biodiversidad”.

La lucha por mantener el nombre de Soto El Espinillo

Siempre que hay varias administraciones involucradas en un tema, hay conflicto. Torrejón de Ardoz, municipio propietario del inmueble, propuso cambiar el nombre a ‘Bosque de Torrejón’. Su propuesta chocó con la firme postura de Alcalá de Henares al oponerse y afirmarla La finca conservará su nombre histórico. para “evitar sospechas”. De esta forma, y ​​aunque la zona es propiedad de Torrejón de Ardoz, Soto El Espinillo seguirá perteneciendo a Alcalá de Henares.

Finca Soto El Espinillo
Finca Soto El Espinillo

“Siempre hemos sostenido desde el Ayuntamiento de Alcalá de Henares y el alcalde que nunca se cambiaría la delimitación de nuestro territorio municipal. El Soto El Espinillo sigue siendo y seguirá siendo de Alcalá. Por eso no se puede llamar Bosque Torrejón», explicó el alcalde de Alcalá de Henares. Judith Piquet.

«El Soto El Espinillo es de Alcalá de Henares y lo seguirá siendo»

Judith Piquet, alcaldesa de Alcalá de Henares

Aunque el terreno está en Alcalá, es propiedad de Torrejón de Ardoz. Sin embargo, su alcalde Alejandro Navarroentiende la postura de su socio Piquet e insiste en que se trata de una compra «muy fructífera».

Finca Soto El Espinillo
Finca Soto El Espinillo

«Entendimos que, también por el valor histórico que tiene esta finca, debería llamarse finca Soto El Espinillo. Para nosotros no hay problema si esto es algo que ayude a que sea una zona espectacular para disfrutar pronto”, añadió el alcalde.

«Este acuerdo entre Alcalá y Torrejón es muy fructífero para ambas ciudades y se convertirá en una zona espectacular que todos podrán disfrutar»

Alejandro Navarro, alcalde de Torrejón de Ardoz

Un proyecto que, por parte de ambos Ayuntamientos, define uno de los «más importante de la legislatura y que beneficiará a los ciudadanos de ambos municipios”.

Las quejas de los ambientalistas

Los detalles importan y lo poco que se sabe de este acuerdo es que la finca será reforestada especies de árboles nativos. Esto es precisamente lo que denuncian las asociaciones ecologistas: la falta de información y secreto en torno a la colaboración. ¿Qué medidas exactamente se tomarán en Soto El Espinillo?

De esta forma, la plataforma ‘Torrejón por el clima’ envió una carta directamente al alcalde del municipio, Alejandro Navarro, información requerida. En el documento colaboraron otras asociaciones, como ‘Ecólogos en acción’, ‘Foro del Henares’ y sindicatos CCOO y UGT.

«No sabemos nada del proyecto, de sus costes ni del contenido del acuerdo»

Goyo Ballesteros de ‘Torrejón por el clima’

“No sabemos exactamente qué quieren hacer en la finca Soto El Espinillo. porque al principio el Ayuntamiento de Torrejón hablaba de crear un bosque pero después de hablar con Alcalá…» explica Goyo Ballesteros de ‘Torrejón por el Clima’.

Finca Soto El Espinillo
Finca Soto El Espinillo

Las respuestas siguen siendo pocas. Por su parte, El Ayuntamiento de Alcalá de Henares deja la responsabilidad del acuerdo en manos de Torrejón de Ardoz. Desde el Municipio de Alcalaíno aseguran que están a la espera de acciones del citado municipio para iniciar los trabajos en Soto El Espinillo.

Por eso piden a los ayuntamientos mayor transparencia sobre el proyecto, del que sólo se conoce su firma pero no»el contenido de los aspectos, en qué fecha se produjo la venta de dicho terreno y el costo del mismo”.

«Un bosque es algo que se va creando con el tiempo, muy lentamente»

Goyo Ballesteros, ‘Torrejón por el clima’

Unos costes que la plataforma ecologista no considera sostenibles porque, como indica Goyo, «Un greenfield de 170 hectáreas propietario del área costaría 1 millón de dólares de mantenimiento”.

“Lo que pensamos es que crear una zona verde es muy positivo, pero esto no se puede hacer de la noche a la mañana. Un bosque es algo que se crea muy lentamente con el tiempo.”, concluye el ecologista.

Un cruce entre historia y modernidad

El Soto de Espinillos, una tierra que guarda huellas de un floreciente pasado agrícola, se encuentra hoy en el cruce entre historia y modernidad. Mientras la zona se enfrenta al olvido y la transformación, surge una pregunta imperativa: ¿Cómo podemos, como sociedad, equilibrar el respeto por nuestro patrimonio con las demandas del desarrollo actual?

Esta tierra no es sólo un testigo silencioso de la historia de Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz, sino que también representa una preciosa oportunidad para redefinir nuestra relación con el pasado y nuestro compromiso con el futuro. La posible transformación de Soto de Espinillos en zona verde no sólo revitalizaría un espacio físico, sino que También podría servir como símbolo de regeneración y respeto por la historia y la naturaleza.

En un mundo donde el desarrollo urbano suele primar sobre los espacios naturales y la historia, iniciativas como la preservación y revitalización de Soto de Espinillos podrían marcar un camino hacia un futuro más sostenible y consciente. Mientras los ciudadanos de Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz, junto con sus líderes municipales, contemplan el destino de esta tierra histórica, La decisión que tomen no sólo definirá el futuro de un espacio físico, sino también el legado que desean dejar a las generaciones futuras.

El Soto de Espinillos, en su silencio, nos invita a reflexionar sobre la importancia de preservar los capítulos de nuestra historia mientras escribimos los del mañana.

El Soto de Espinillos: entre el abandono y la esperanza de un futuro verde

Aquí va la fuente original para saber más.

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.