Dom. Jul 3rd, 2022

El comité de empresa de Monbus anunció huelgas por 21 días hábiles a lo largo de marzo y la primera semana de abril. Esta empresa es la que explota el servicio de autobús urbano de Alcalá de Henares a través de Sociedad Limitada Alcalabus.

De producirse, la huelga afectaría a todos los días laborables de marzo, excepto los dos primeros martes y miércoles, y la primera semana de abril.

Es decir, se convocan paros de 24 horas para los días 7, 10, 11, 14, 17, 21, 22, 23, 24, 25, 28, 29, 30 y 31 de marzo, además del 1, 4, 5, 6 de marzo. , 7 y 8 de abril. Están invitados todos los trabajadores – choferes, administración, taller y personal de apoyo – de la empresa.

Según ha informado el comité de empresa, representado por su presidente Juan Carlos Sáez Onievas, en declaraciones a Alcalá Opina, hoy se celebrará una reunión para fijar los servicios mínimos. «La empresa dijo que estaba dispuesta a escuchar cualquier propuesta, pero creemos que puede ser para la galería porque ya hemos hecho muchas propuestas y no tienen ninguna. Si no hubiera acercamiento esta tarde, sería difícil no hacer huelga”.

Y es que, a las 16:00 horas del martes 3 de marzo, ambas partes se reúnen para negociar los servicios mínimos en caso de huelga. “Eso lo tendrá que decidir la Comunidad de Madrid, a través del Consorcio de Transportes, porque seguro que no va a haber acuerdo”, dice Sáez Onievas.

En cualquier caso, el representante sindical subraya que “intentaremos esforzarnos una vez más. En concreto, te ofrecemos, una vez más, precio por horas extras, incluso con descuentos por debajo del nivel legal. Pero negociando juntos la mejora de nuestras condiciones de trabajo. Es decir, mantener los acuerdos de empresa con algunas pequeñas mejoras”.

La posición de la empresa

Por su parte, Monbus dijo en un comunicado enviado a los medios que Alcalabus sigue dispuesto a negociar con el comité de empresa. Pero dentro del marco legal vigente”. También se especifica que “los trabajadores han decidido pasar al convenio sectorial provincial y que por tanto ya no existe el derecho a la jornada fija”. Es decir, respeta el acuerdo de 2006, pero no aceptaría los acuerdos societarios a los que se refiere el comité.

En este sentido, Alcalabus afirma que en el marco de las negociaciones sobre la cuantía y aplicación de las horas extraordinarias “los trabajadores han decidido abandonar los convenios de empresa y acogerse al actual convenio sectorial provincial. Esta decisión resultó en la desaparición del derecho a turnos fijos. Por ello, asegura que ahora “corresponde a la empresa determinar y establecer la fórmula de aplicación de los turnos de trabajo”.

La empresa dice que está “a favor de una distribución más justa de esos turnos que las intenciones del comité. Pero, en todo caso, está totalmente condicionado por los límites a las horas extraordinarias previstos por la legislación laboral vigente. La posición de la compañía también asegura que la plantilla pueda alcanzar fácilmente sus objetivos de conciliación de la vida personal, laboral y familiar”.

Finalmente, concluyen afirmando que «la dirección también ha comunicado a los representantes de los trabajadores su disposición a negociar en base a la implantación del sistema de turnos rotativos, aclarando que se trata evidentemente de una competencia que depende directa y exclusivamente de la órganos de dirección. gestión empresarial».

El conflicto laboral entre Monbus y Alcalabus

Según el presidente del comité de empresa, la disconformidad de los trabajadores con Monbus se produce cuando «en octubre de 2021 Alcabus no acepta marcar el precio de las horas extraordinarias y, al margen del acuerdo provincial que aceptamos en 2006, denuncia todos los convenios de empresa que teníamos». . Por tanto, interpreta que estos acuerdos quedan suspendidos. Todo ello teniendo en cuenta que existe una cláusula de ‘ultraactividad’ de 2 años para que se respeten todos los acuerdos durante la negociación.

Es decir, esta convención provincial no recoge, por ejemplo, el derecho a la jornada fija que, según los sindicatos, estaba en los convenios de empresa y que ahora Alcalabus quiere modificar y anunciar a los trabajadores con 48 horas de antelación.

“Para aplicar el convenio provincial necesitamos nuestros propios convenios de empresa. Pedimos que se paguen las horas extraordinarias según establece el estatuto de los trabajadores, igual o superior a la hora ordinaria. Nosotros también estamos dispuestos a bajar esta cifra, pero a cambio de una mejora en nuestras condiciones laborales”, señala el presidente del comité.

Reunión del Ayuntamiento con el Consorcio de Transportes

Por su parte, el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, dijo que se había reunido este lunes con el Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid para tratar el tema. El Ayuntamiento, en esta reunión, ha trasladado su preocupación “para que la ciudad no se paralice y esté al servicio en puntos delicados como el hospital o los centros de estudio”.

En este sentido -prosiguió el alcalde- “yo pediría a ambas partes, a la empresa concesionaria ya los trabajadores, que hablen hasta el último e intenten llegar a un acuerdo por el bien de la ciudad”.

“Si se produce la huelga”, concluyó Rodríguez Palacios, “les pido que traten de no causar un daño excesivo a esos usuarios. Reconociendo, insisto, el legítimo derecho que tiene todo trabajador si lo considera necesario para defender sus derechos”.